Leche de Avellanas: Beneficios, Preparación Casera y Más

Las avellanas, cuyo nombre científico es Corylus avellana, son un fruto seco muy nutritivo y delicioso, además de versátil, no sé si sabías que se aprovecha casi en un 100%, sí, hasta las cáscaras las utilizan para hacer objetos pequeños de madera. Han sido famosas por ser uno de los ingredientes básicos de las cremas para untar con chocolate, ¿sabes de lo que te hablo?, estoy segura de que sí.



Cada día las personas buscan alternativas más saludables a las bebidas tradicionales cargadas de azúcar, sodio o grasas, aunado al gran porcentaje creciente de personas intolerantes a la lactosa. Es aquí cuando las leches vegetales toman protagonismo y tenido mucha receptividad de parte de la población y han sido muy beneficiosas siendo incluso imperativo incluirlas en nuestra dieta habitual. En esta oportunidad te hablaré sobre la leche de avellanas, sus propiedades, beneficios, calorías y otros datos curiosos de importancia, más una receta casera para que desde hoy mismo si es tu deseo puedas comenzar a disfrutarla.



¿Qué es la leche de avellana?

Es una bebida vegetal de consistencia líquida y color blanquecino que se obtiene de la misma forma que cualquier otra procedente de frutos secos, es decir, es consecuencia del procesamiento de avellanas naturales (sin sal, ni tostado) mezcladas con agua, los añadidos son opcionales y más adelante te enseñaré a hacerla tú mismo con mi receta casera.

Es muy similar a la leche de almendras en sabor, consistencia y propiedades, resulta muy útil en esta nueva tendencia innovadora de sustitución de leche de vaca y estilos de vida “fit” y saludables. Su sabor es ligeramente dulce a nuez.

¿Para qué sirve la leche de avellanas?

Sirve para sustituir la leche de vaca regular si es que por algún motivo no puedes consumir esta o decidiste dejar de hacerlo, también puedes combinarlas entre sí y obtener un gran sabor y resultado. Te sirve para cocinar y preparar recetas de índole diversa, hacer café, merengadas, cremas, y postres.  Dar variedad a tus desayunos y meriendas. Sin embargo, la puedes tomar sola y es una bebida cálida, agradable y ligera. Te sirve para complementar tu estilo de vida y volverlo más saludable. En fin, como incida el título, te sirve para mantener la “buena salud”.

Propiedades de la leche de avellanas

Es rica en vitamina E, que es un antioxidante por excelencia antienvejecimiento. Si bien al ser procedente de las avellanas que son frutos secos contiene grasas, la ventaja es que éstas son de naturaleza insaturada, que más bien te benefician a nivel cardiovascular y previenen afecciones futuras. Posee ácido fólico, cofactor necesario de nuestro organismo, útil en mujeres que aspiran quedar en estado o que actualmente están embarazadas para la protección y desarrollo neural del bebé. Dentro de los minerales que aporta, destacan en particular, el calcio, magnesio, potasio y zinc, imprescindibles en nuestra dieta diaria.

Ventajas de la leche de avellanas

  • Es libre de lactosa y gluten.
  • Contiene grasas insaturadas, “buenas”
  • Colabora a tener un estilo de vida más saludable e incluso perder peso si lo quieres así.
  • Es aprovechable 100%.
  • Permite lucir una piel más joven, hidratada y lozana.
  • Te ofrece otra opción de variedad de sabor de bebidas vegetales en tu rutina diaria.
  • Puede ser consumida por veganos.
  • La pueden tomar niños y ancianos sin problema, al contario se beneficiarán de sus propiedades
  • Fácilmente digerible, perfecta para condiciones como gastritis, reflujo o pesadez.
  • Facilita tus funciones cognitivas superiores.
  • Su sabor neutro, la hace fácilmente incluible en cualquier receta. 

Información nutricional

De acuerdo con lo que corresponde un vaso de leche de avellanas (250ml) es que te suministraré la siguiente información:

  • Kcal: 140
  • Carbohidratos: 6,8gr.
  • Proteínas: 0,6gr.
  • Grasas: 2,8gr.
  • Colesterol:
  • Fibra: 0,4gr.
  • Sodio: 0,1mg. 

¿La leche de avellanas es buena?

Si es muy buena, saludable y equilibrada, excelente opción de bebida vegetal que se nos ofrece en el mercado, con un aporte nutricional maravilloso, si te fijaste antes di esta información, ahora bien, no me adentraré en detalles, sigue leyendo ya que a continuación te muestro por qué te recomiendo que la consumas e introduzcas en tu dieta habitual, vale acotar que todos los beneficios que verás serán producto de la constancia de su consumo y de acompañarla con un estilo de vida saludable. 

Beneficios de tomar leche de avellanas

beneficios de la leche de avellanas

  • Su riqueza en hidratos de carbono de buena calidad la convierte en una bebida energética que te permite estar activo todo el día, ideal para antes o después del ejercicio.
  • Sus grasas son de naturaleza monoinsaturada, en un 98%, esto quiere decir que permite reducir los niveles de colesterol malo y triglicéridos, y te protege de cualquier daño cardiovascular a futuro.
  • Su aporte de ácido fólico sirve para desarrollo neural y reconstitución de tejidos. Los niños y adultos se benefician de mayor concentración y potencian su memoria.
  • Su bajo aporte de sodio impide la retención de líquidos. De hecho, la leche de avellanas tiene la propiedad de ser antiinflamatoria.
  • Tiene efecto “antiage”, gracias a la vitamina E, previene le envejecimiento celular prematuro y bloquea la acción oxidativa de los radicales libres.
  • Tu piel estará más hidratada, brillante y suave.
  • Contiene arginina que es un aminoácido que se encarga de fortalecer tu sistema inmune, y así mejora tu respuesta defensiva y protectora ante noxas. También la arginina contribuye a la buena cicatrización y reparación de tejidos.
  • Es libre de lactosa y gluten, apta para intolerantes o sensibles a la lactosa y celíacos.
  • Es altamente digerible y favorece el tránsito gastrointestinal.
  • Su sabor neutro te permite realizar gran variedad de recetas sin sacrificar sabores.
  • Su textura y consistencia es ideal para sustituir por leche de vaca regular. 

¿Leche de avellana o de almendra?

Aunque las dos bebidas sean muy similares en sabor, consistencia y propiedades, la elección de una u otra va a depender de lo que buscas para ti, y tus metas a largo plazo, es de destacar que la leche de almendras posee muchas menos calorías por vaso, unas 40 kcal aproximadamente. Por lo que, si tu meta es la pérdida de peso, puedes optar por la de almendras, para tener una ayuda extra en este proceso sin sacrificar el sabor. Sin embargo, si tu meta es la variedad de sabor, estar en armonía con tu cuerpo y beneficios para tu corazón y piel te invito a incluir las dos en tu dieta.

Leche de avena y avellana

Estas dos son muy similares entre sí sobretodo en su aporte calórico, la leche de avena tiene mayor fibra y regula más efectivamente el tránsito intestinal, si tienes estreñimiento es mejor opción la leche de avena al igual que para personas alérgicas a los frutos secos. Sin embargo, hablando de sustituciones y recetas la leche de avellanas se aproxima más al sabor, consistencia y color de la leche de vaca ayudándote a obtener mejores resultados de tus preparaciones con la diferencia de estás ser más saludables. Mi recomendación incluye ambas y alterna su consumo.

Leche de soja y avellana

Aquí la diferencia principalmente radicará en el aporte de proteínas, la leche soya aporta muchas más proteínas en contraposición a la de avellanas, sin embrago, esto no es algo que te afecte a menos que tengas deficiencias de este macronutriente. Puedes consumir las dos sin problemas. Si eres alérgico a la soya prefiere las bebidas vegetales de frutos secos o cereales, igualmente si eres alérgico a los frutos secos prefiere la leche de soya o cereales como bebida vegetal.

¿Cómo hacer leche de avellana casera? ¡Receta!

Toma nota de lo siguiente y anímate a prepararla tú mismo en casa, te prometo que es una buena inversión de tiempo del cual no te arrepentirás.

Ingredientes:

  • 200 gramos de avellanas crudas pueden ser tostadas más no fritas, sólo que tendrás una preparación más amarga por decirlo así.
  • 1 y ½ de agua mineral o purificada
  • Una cucharadita de vainilla
  • Endulzante o edulcorante al gusto, a mí me gusta usar stevia porque aporta dulzor sin calorías, aunque si quieres hacer recetas saladas obvia este ingrediente. 

Preparación:

  • Coloca las avellanas crudas en un recipiente con agua y remoja durante toda la noche, esto se realiza para activar el fruto. (si las usas tostadas, obvia este paso)
  • Al siguiente día escurre la preparación, licúa con el agua mineral y las especias, debes licuar hasta obtener una preparación homogénea, blanca y cremosa.
  • Luego, pasa tu preparación por un colador extrafino de tela o café, una vez hecho esto ya tienes tu leche de avellanas, coloca en un recipiente con tapa y almacena hasta 4 días en tu refrigerador.
  • La pasta sobrante, ¡No la desperdicies!, agrégala a cereales por la mañana, a galletas o tortas caseras, puedes hacer un queso vegano también o dips salados cremosos, ¡aprovecha en totalidad tus avellanas!

¿La leche de avellanas engorda?

No engorda siempre y cuando no sobrepases tu requerimiento calórico diario consumiéndola, cada persona de acuerdo con su estatura, peso y necesidades posee un requerimiento calórico diferente que también depende de sus objetivos, para ilustrarte mejor, no es lo mismo lo que tiene que comer una persona para mantenerse que para adelgazar o subir de peso.

Contraindicaciones de la leche de avellanas

  • Alergias, esto es lo principal, si eres una persona alérgica a los frutos secos, pues abstente de tomarla ya que podría producirte una respuesta inmunológica perjudicial para tu salud.
  • No es sustituto de macronutrientes ni un alimento milagroso, por ejemplo, es pobre en proteínas para tener la correcta aprovechabilidad tienes que acompañar su consumo con una dieta balanceada en grupos de alimentos y ejercicio físico.
  • No es sustituto de la leche materna ni de fórmulas lácteas para bebés.
  • En niños en crecimiento y desarrollo, no sustituyas por la leche de vaca, más bien complementa su dieta administrándola de vez en cuando. Para más información consulta con tu pediatra de confianza.
  • No administrar en condiciones de desequilibrio hidroelectrolítico por su bajo o más bien nulo aporte de sodio. 

Si te interesó este artículo no olvides compartir la información con tus allegados y poner en práctica lo aprendido, los resultados que verás serán con la constancia de su consumo. Te invito a prepararla tú mismo, compartirla con tu familia para que todos en tu hogar se beneficien y poco a poco adquieran y mantengan un estilo de vida saludable.

Recuerda que tambien tenemos otros tipos de leche vegetal  con es la leche de arroz, leche de coco, leche de alpiste, y la leche de sésamo.

¡Hasta la próxima! ¡ánimo!